Disolución del Congreso: Es una potestad del Presidente la que se ha materializado

El flamante presidente del Consejo de Ministros, Vicente Zeballos, aseguró que la decisión del presidente de la República, Martín Vizcarra, de disolver el Congreso el último lunes, estuvo apegada “a la Constitución”, y que si hubiese habido dudas en el Ejecutivo respecto a la legalidad y constitucionalidad de esta, “no la hubiéramos tomado”.

Zeballos, por otro lado, se refirió a la posibilidad de que el Tribunal Constitucional dirima en el nuevo escenario respecto a la legitimidad de la disolución del Congreso. En ese sentido, el primer ministro señaló que esa era “una posibilidad cierta”.

Sin embargo, el primer ministro acotó que “en principio, el Congreso en estos momentos está disuelto”, por lo que, observó, no podría solicitar al TC que revise la competencia de la disolución del Parlamento.

“Una primera observación es quién tiene la legitimidad para presentar la demanda competicional [al Tribunal Constitucional]. Lo segundo es que hay plazos”, señaló Vicente Zeballos.

Sobre este punto, el primer ministro ahondó en que, en caso de que llegara una demanda de competencias al TC, aún tomaría tiempo para que esta sea vista en el pleno del órgano colegiado, por lo que los plazos podrían superar la nueva elección de parlamentarios programada para enero de 2020.

Por otro lado, respecto a las opiniones divididas, sobre todo entre constitucionalistas, respecto a la legitimidad del cierre del Congreso, Zeballos reconoció que “no hay un criterio interpretativo uniforme”.

Sin embargo, afirmó que desde el Ejecutivo “hemos interpretado la Constitución, hemos cruzado opiniones para llegar a esta decisión”, asegurando en ese sentido que el presidente Martín Vizcarra cuenta con el respaldo jurídico y constitucional para defender su decisión.

“El pueblo ha permitido que se hagan estos cambios sustantivos”, destacó el primer ministro en diálogo con Canal N este martes.

Denegación fáctica

En otro momento, el primer ministro explicó el tenor de la frase “denegación fáctica” que el presidente utilizó en su mensaje de anunció de la disolución del Congreso.

Vicente Zeballos remarcó que el ex primer ministro Salvador del Solar planteó en el Pleno una cuestión de confianza sobre dos puntos: el primero, “que se regule el proceso de elección” de los magistrados del Tribunal Constitucional, para lo cual el Ejecutivo presentó un proyecto que proponía modificar el artículo 8 de la Ley Orgánica del TC.

El segundo punto, explicitó el presidente del Consejo de Ministros, la cuestión de confianza contemplaba “que se suspenda el proceso” actual de elección.

Sin embargo, como se sabe, esto no ocurrió así, ya que luego de que Del Solar planteara la cuestión de confianza, Pedro Olaechea, entonces presidente del Congreso, continuó con la votación para elegir a un magistrado del TC, coincidente mente su primo Gonzalo Ortiz de Zeballos Olaechea.

Por estas circunstancias, Vicente Zeballos afirmó que lo que hubo en el Congreso fue “una denegación de carácter material” del tema contemplado en la cuestión de confianza.

Además, el titular de la PCM aclaró que la disolución del Congreso fue una “habilitación constitucional” parte de las facultades del jefe de Estado, y no “una figura jurídica creada por el Gobierno”, ya que “está textualmente recogida en el artículo 134 de la Constitución”.

“Es una potestad del presidente la que se ha materializado”, enfatizó Vicente Zeballos.

0 Reviews

Write a Review

admin

Read Previous

El Huawei Mate 30 arrasa en ventas gracias a su ridículo precio

Read Next

Britney Spears sufre colapso nervioso y huye de alfombra roja, no soportó la presión de los flashes

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *